Ver Feed RSS

El Rincón del Experto

Teleobjetivos

Valorar Entrada
by , 31/08/11 at 23:04:11 (9283 Visitas)
Según la wikipedia, un teleobjetivo es una lente cuya distancia focal es significativamente mayor a la de un objetivo normal y por ello de menor ángulo de visión, debemos entender como objetivo normal aquel que proporciona un angulo de visión similar al del ojo humano (unos 46º), en una camara full frame entendemos que un teleobjetivo empezaría a partir de los 50mm de focal.

Podemos distinguir varios tipos de teleobjetivos según su distancia focal, un teleobjetivo corto es aquel comprendido entre los 70mm y los 135mm, suele usarse para retratos debido a su bajo nivel de distorsión y el desenfoque que proporciona, aunque se pueden utilizar para otros tipos de fotografía como por ejemplo, fotoperiodismo, viajes, fotografía urbana etc... ya que no son objetivos excesivamente pesados o aparatosos de llevar en la mochila.



Teleobjetivo estándar, se situa entre los 135mm y los 300mm. Se puede utilizar también para fotografía urbana, fotografía deportiva, naturaleza o paisajes. Las siguientes fotografías están realizadas a 200mm de focal para los coches y 300mm para el paisaje. Requieren unas buenas condiciones de luz si queremos disparar sin trípode, aunque gracias a los modelos actuales de cámaras con isos altas y bajo nivel de ruido permiten cierta flexibilidad a la hora de disparar sin trípode.





En fotografía urbana nos ayudan a pasar desapercibidos y acercarnos a escenas que de otra forma no sería posible captarlas, para este tipo de fotografía no se requieren objetivos especialmente caros, las siguientes imágenes están realizadas con un sigma 70-300 4,5-5,6 de 150 euros excepto una que esta hecha con una compacta Canon S3








Un teleobjetivo largo empieza a partir de los 300mm de focal y se asocia básicamente a la fotografía deportiva y de naturaleza (y por supuesto a los paparazzis!! ), en estos objetivos se hace casi indispensable el uso de trípode o monopode.

Para obtener fotos sin trepidar podemos guiarnos por la regla que dice que la velocidad de disparo debe ser mayor que 1/distancia focal, es decir que si disparamos a 300mm en full frame nuestra velocidad de disparo no debe ser inferior a 1/300, logicamente si usamos una cámara con sensor APS-C debemos tenemos aplicar el factor de multiplicación 1,6x a la distancia focal.

A la hora de adquirir un teleobjetivo debemos tener en cuenta una serie de factores. El más importante quizá sea el rango focal, debemos tener en cuenta a que tipo de fotografía nos queremos dedicar, suele ser habitual cuando se empieza en el mundo de la fotografía que quedemos impresionados al probar un teleobjetivo largo, pero debemos tener presente cual es nuestro tipo de fotografía preferido, si te decantas por deportes y naturaleza puedes optar por un tele estándar o largo, si lo tuyo son las fotografías urbanas, retratos etc... es posible que con un tele corto tengas más que suficiente.

La luminosidad, cuanto más luminoso mejor y por supuesto muchísimo mas caro, un ejemplo, el objetivo 70-200L f4 cuesta una media de 600 euros, el mismo objetivo pero a f2,8 aumenta el precio a una media de 1100 euros, como hemos dicho anteriormente, debemos valorar que fotografía realizamos y si vamos a necesitar un teleobjetivo luminoso, si queremos realizar fotografías en exteriores con una apertura a partir de f4 debería ser suficiente, para uso en espectáculos con poca luz o deportes en interiores mejor optar por un objetivo luminoso para paliar la escasez de luz.

Estabilizador, los objetivos más recientes de canon tienen un estabilizador de imagen hasta de 4 pasos, el incremento de precio para el objetivo es de unos 400 euros si hablamos del modelo 70-200L, tienes que valorar si te resulta necesario, en una foto disparada a pulso a una focal de 500mm necesitarías en teoría una velocidad de 1/500 para evitar la trepidación, con un estabilizador de 4 pasos podrías reducir la velocidad de disparo hasta 1/60 sin trepidar la foto, aunque si el objeto se mueve rápidamente es muy posible que igualmente te salga movida.

Conviene repasar algunas de las características que proporcionan los telobjetivos.

Campo visual, dado que los teleobjetivos abarcan un reducido ángulo de visión (entre 30º para 80mm y 2º para un 1200mm) el efecto que producen es el de acercar los objetos, es decir que el objeto principal de la fotografía aparece mas cercano de la distancia real a la cual se realiza la foto, al recortar el ángulo de visión de la escena nos ayuda a la hora de aislar el motivo principal y realizar fotografías mas detallistas, en la siguiente imagen se aprecia como se ha aislado parte de un edificio para resaltar las lineas geométricas. También se ha usado una focal larga para mostrar un detalle de la escultura de las esferas de Kapoor en el Guggenheim.







Profundidad de campo, otra ventaja de estos objetivos es la reducida profundidad de campo que proporcionan, ayudando en gran parte a aislar el elemento principal de la fotografía, en la siguiente fotografía se enfocó con un tele en la piedra del primer plano, quedando los motoristas desenfocados y obteniendo así una imagen menos convencional.




Compresión de planos, otra característica de estos objetivos es que comprimen los planos de la escenas, de forma que parece que los planos se solapen. En la siguiente se imagen se aprecia el efecto de compresión de planos en las farolas, que parecen estar muy juntas entre ellas, cuando en realidad hay unos diez metros entre cada una de ellas.






¿Quieres acercar el mundo a tus ojos? Entonces no puede faltar un teleobjetivo dentro de tu mochila

Submit "Teleobjetivos" to FaceBook Submit "Teleobjetivos" to Twitter Submit "Teleobjetivos" to Pinterest