PDA

Ver la Versión Completa : Homenaje a una descendiente de España



Pedro Luis García Müller
26/04/07, 03:29:01
Quiero que me permitais escribir unas letras y espero no causar molestias con ellas, solo quiero hablar de mi prima. Recordarla solamente y daros a conocer a un descendiente de España en américa latina.

Mucho se ha hablado de aquellos que emigraron. Aquellos que como mi padre, mis tías,mis abuelos paternos, la madre de mi prima y mi primo, el padre del vecino, los padres de algunos amigos, salieron de España y vinieron a Venezuela a buscarse la vida de manera honrada.

Dejando atrás en la distancia, seres queridos, dejando atrás la misma sangre, la misma tierra. Embarcarse con los ojos llenos de lágrimas y el corazón recogido y apretado, ahogando un grito, un quejido que sale de lo más profundo del alma desgarrando la carne, las visceras, la vida misma. Sintiendo cómo, un ahogo, los dejaba sin aliento creyendo que nunca jamás volverián a su patria y muchos de ellos jamás pudieron volver.

Hoy quisiera rendir homenaje a la descendiente de una española, a mi prima Julia Marina Müller Peruga, quien falleció haces unas semanas en Argentina. Tenía si mal no recuerdo, 48 años.

La pasión de su vida fué siempre la de escribir y buscando en internet encontré uno de su escritos espontaneos en donde hace uso de finisimo humor y describe a sus ascendientes de manera divertida.
Para no extender más el fin de lo que pretendo, de una buena vez les coloco su escrito sobre el único chiste que recordaba. El que le contó su abuela aragonesa. Suplico no malinterpreteis lo que ella, en paz descanse, pretendió con este cuento.
Gracias a todos, por soportarme.:)

"
El único chiste que me sé


Creo que fue a T. P. que se lo prometí y no se lo he cumplido.

He aquí el único chiste del que me acuerdo cuando en una alegre sobremesa dedicada al jolgorio a los más histriónicos se les va terminando el repertorio y empiezan a presionar por la intervención de los que hasta ese momento nos habíamos limitado a disfrutar y a reir.

A mí se me hace tan cuesta arriba, eso de contar chistes, que para cuando ya no logro eludir más la presión (siempre soy la última en ceder, cuando ya hasta el último gato alrededor de la mesa ha contado aunque sea un chiste repetido, o cuando menos ha intentado la broma del buen vinico (http://caribeh1.blogspot.com/2004/11/buen-vinico.html) -¡A bajar del carro!-) ya estoy tan nerviosa que no recuerdo ni siquiera los últimos que acaban de contar alrededor de esa misma mesa.

No, para ese momento sólo recuerdo un chiste; uno solito.

Es el único que jamás se me olvida porque es casi como parte de mi biografía. Tan mío como un recuerdo propio, como los hamsters o los conejos, o las tardes trepándonos al indio de la plaza. Además, lo he escuchado montones y montones de veces, pues se lo pedía continuamente a mi abuela -así como le pedía que me cantara las sardinicas (http://caribeh1.blogspot.com/2004/11/sardinicas.html), por el gusto de oirla hacer de pescatera- porque me hacía muchísima gracia su forma de hacer de maño.

Conste que lo cuento mal incluso por escrito, y que lo más gracioso del chiste es la imitación del hablar del maño, cuando está bien hecha (o sea, por mi abuela, no por mí). Pero lo prometido es deuda. He aquí el chiste del maño que se encuentra con Jesús (http://caribeh1.blogspot.com/2004/11/chiste-del-mao-que-se-encuentra-con.html).

Ah... algo más. Permitidme explicarlo un poquillo.

Sí, por si fuera poco que pierde la mitad de la gracia si no se sabe imitar al maño al contarlo, además es un chiste que, salvo para los vecinos de los maños, requiere explicación para ser comprendido, porque se apoya precisamente sobre la idiosincrasia de estos seres poco conocidos: Un maño es un aragonés de pueblo.

Empecemos por ahí. Aragonés, que ya es. Pero además, de pueblo. No de Zaragoza. De pueblo. Si la fama pinta al aragonés como el ser más terco y cabeza dura de este mundo, un maño es la oronda desnudez de esa condición. La terquedad sin cortapisas, sin educación o diplomacia alguna que la disimule.

Así pues, el maño es brutísimo, pero no bruto de falta de inteligencia, sino bruto de cabezota; bruto por tozudez e incapacidad de ceder un ápice de su posición.
Como una vaca cebú, capaz de quedarse en el centro de un río para que la mate la crecida porque justo mientras estaba cruzándolo un perro la hizo enojar ladrándole, que se empaca y ya no se mueve más, así mismo se empaca un maño, y no transa con nada, y ya no cambia de actitud aunque se le venga el mundo encima.

Una anécdota del pueblo en que nació mi madre (sí, mi madre es mañica, ella. Mi abuela no, que era castellana, el maño era el abuelo) lo ilustrará mejor.

Dicen (mi abuela) que una vez había que meter en la iglesia del pueblo una cruz grande, larga y pesada, y la traían entre varios. Era demasiado larga para entrar por la puerta así como la traían, tenían que haberla inclinado. Pues nada, la anécdota es sencilla: Simplemente la cruz no pudo entrar a la iglesia. No pudo pasar por la puerta.

¿Eran demasiado brutos como para darse cuenta de que debían inclinarla para que entrara? ¡No, señor! Eran demasiado brutos, sí, pero para ceder e inclinarla ellos. Tanto los que cargaban un lado como los que llevaban el otro se empecinaban en que fueran los otros los que la inclinaran, y ninguno estaba dispuesto a transigir. Y cuanto más intentaba cada lado que el otro bajara el suyo, más tiesa y más erguida se presentaba la cruz ante la puerta, y más tercamente la puerta -que también era maña, por supuesto- se negaba a dejarla entrar.

Créase si se quiere. Yo lo creo, porque lo contaba mi abuela, y también porque tengo una madre maña por nacimiento y un hermano maño por la sangre de la primera.

(¿Yo? No. Yo no soy maña. Yo salgo a mi papá. Nada que ver)."

Juanito_Juan
26/04/07, 13:00:20
Siento la perdida Pedro.
Saludos.

frutosyo
26/04/07, 13:28:15
Bonito homenaje, si señor.

No creo que nadie se moleste, y mucho menos los maños, pues todo son topicos en todos los sitios.

Pedro Luis García Müller
26/04/07, 23:14:06
Gracias amigos. Agradezco el comentario:oops: