PDA

Ver la Versión Completa : Revelado en casa ¿rentable? (Editatdo)



oscar10k
19/04/06, 22:53:23
Contenido y título editado.

(Este post no le borro del todo, por la aportación de otro forista respecto al tema, en el siguiente post).

Un saludo.

Raúl
20/04/06, 10:16:20
Como información muy general, pues bueno. Pero llamar a esto "Reportaje ocn todas las claves para la impresión doméstica" me parece un poco pretencioso. ¿Donde están las claves?.

Sin quitar mérito a Oskar10k por molestarse en buscar esta información, me permito plantear las que a mí si que me parecen las claves para la impresión en casa:

1.- Tener un sistema correctamente calibrado. Comenzando por el monitor, siguiendo con el software, y terminando con la impresora. Para esto necesitaremos un calibrador por hardware, tanto para la impresora como para el monitor. El software de edición simplemente se configura con los perfiles para los que hemos calibrado y listo. Hay alternativas, tanto si disponemos de los perfiles genéricos del fabricante, como si usamos calibración por software. Está claro que los resultados no son los mismos, pero es mucho mejor que nada.

Si no cumplimos la primera condición, es absurdo intentar imprimir nada, ni seguir leyendo los siguientes puntos, pues todos nuestros esfuerzos se irán al traste. El método prueba-error (el que todos hacemos al principio) sale mu caro y nunca da resultados aceptables (tengo gran experiencia tirando papel y gastando tinta a lo loco).

2.- Imprimir a través de un software que utilice gestión de color. De lo contrario no tendría sentido el primer paso. Es la única manera de que los resultados sean parecidos (y digo parecidos) a lo que vemos en pantalla. Photoshop incluso nos permite realizar una simulación de cómo quedaría la impresión en pantalla.

3.- Usar siempre las mismas tintas y el mismo papel para el que hemos calibrado el sistema. Una vez obtenemos resultados satisfactorios, no se debe cambiar de soporte ni de tinta, pues volveríamos a tener que calibrar la impresora. Lo mismo pasa con la configuración del driver de la impresora, el más mínimo cambio tendrá consecuencias desastrosas. Resumiendo: Crearnos y mantener un flujo de trabajo, y no variar nada en él por nada del mundo.

4.- Utilizar papeles y tintas de calidad. Papel: por debajo de 200gr olvidaros de conseguir buenas copias. Existen infinidad de tipos de papel. A mí el que mejor resultado me da es el Epson premium glossy photo paper de 255gr. Para BN uso otro papel de Epson en mate. Tinta: las pigmentadas duran más, resisten el agua y son más caras que las normales. Yo no uso pigmentadas, pero me ahorro un pastón y no compro las de la marca de la impresora (tengo una Canon).

5.- Mucha paciencia, al principio. Cuesta mucho tiempo y dinero llegar a los primeros resultados decentes.

Y poco más. Recordaros que la impresora tiene una gama tonal mucho menor que el monitor, y por si fuese poco, el software tiene que hacer una conversión de RGB a CMYK para lo que existen diversas formas de conversión (para foto el mejor es el perceptual); por lo que JAMÁS saldrá por la impresora lo mismo que vemos en el monitor, NUNCA. Los colores que la impresora no puede reproducir, se los inventa. Ahora bien, que salga muy parecido es POSIBLE, pero sólo si usamos correctamente los perfiles y la gestión de color, y ésto es DIFÍCIL, farragoso, frustrante y caro al principio.

Siento ser tan contundente, pero es así. Por eso mucha gente pasa de complicarse la vida y lleva sus fotos a un servicio de impresión. El valiente que se atreva a hacerlo en casa de esta forma, después de ver la luz las primeras veces, se dará cuenta de la gran calidad que se puede conseguir con una impresora casera. Merece la pena intentarlo, son muchas las satisfacciones que nos puede dar nuestra impresora. Aparte está la ventaja de obtener nuestras copias en el momento. Sobre costes, buscando ofertas en papeles (2x1) y comprando tintas adecuadas, se pueden reducir en un 70%, por lo que se asemejan e incluso mejoran la oferta de la calle. Eso si NUNCA la calidad de una impresora de inyección superará a una de sublimación. Es una simple cuestión de diferencia de funcionamiento y calidad de los soportes utilizados. Pero nos podemos acercar mucho con una impresora de andar por casa.

Bueno creo que no me dejo nada importante.