Ver Feed RSS

Palabra de Canon

La Tentación de la Manzana I

Valorar Entrada
Cita Iniciado por Genesis, 3, 11
Cuando la mujer vio que el árbol era apetitoso para comer, agradable a la vista y deseable para adquirir discernimiento, tomó de su fruto y comió; luego se lo dio a su marido, que estaba con ella, y él también comió.
Ya en la Biblia, la tentación toma forma de manzana, y ahora en 2009 la manzana vuelve a ser la tentación.

Soy usuario de MacOS desde principios de 2007, va para 3 años. Desde que lo probé he tenido claro que mi futuro pasa por el fruto prohibido, por la manzana antes coloreada, ahora blanca, pero siempre mordida.

Mi historia con los ordenadores no se remonta al commodore, cosas de la edad.

He de agaradecer a mis padres que me compraran mi primer ordenador siendo que en aquel momento desconocían cualquier cosa relacionada con la informática y ordenadores.
Fué un Packard Bell 486SX 33MHz con 4MB de ram y 210MB de HD con disquetera de 3.5" y sin unidad de CD cuando tenía 15 años, en una época en la que pocos de mis amigos y conocidos tenían ordenador en un pueblo de poco más de 15000 habitantes.
Hasta ese momento mi experiencia informática se había reducido a las clases extraescolares en el colegio, donde trabajabamos con ordenadores 186 con disquetes de los blandos de 5,4" con los que se arrancaba el sistema, ya que carecían de disco duro y apenas tenían memoria RAM, en los que hacíamos poco más que programar en LOGO.
Ya en 1º de BUP disfrutamos de ordenadores 386, aprendimos a usar WORD.
La irrupción del 486 en mi casa, para mi fué una revolución, podía hacer cantidad de cosas con mi Windows 3.11.
Al año me cayó del cielo un regalo que cambió mi vida, mi primer escaner, 90.000 pts de la época. Para entonces yo ya era aficionado (muy novel) a la fotografía, por supuesto analógica (año 1994), y el tener un escaner con el que poder escanear mis fotos y hacer cosas con ellas fué una revolución.
Mis amigos son testigos de lo que exprimí ese ordenador y escaner, dí mis primeros pasos con el retoque fotográfico y el foto-montaje (jeje menudas bromas se podían gastar).




Llegó el año 1997, y la Generalitat Valenciana promovió Infoville, un proyecto para la digitalización de algunos ayuntamientos y poblaciones en modo experimental. Con este plan se podía acceder a un ordenador IBM, conexión RDSI de 64KB y 20MB gratuitos al mes de navegación, a un precio muy especial.
Por supuesto me acogí, y entró en mi vida un IBM Celerón del que pocas más características recuerdo, ya con CD y que solo hacía que ampliar mis posiblidades con su flamante Windows 95 (que prontó sustituiría por el 98).
Lo importante de este ordenador fué que me abrió a un mundo desconocido, Internet.
El año siguiente, empezaría a estudiar la carrera y además de entretenimiento y diversión, pasaría a ser una herramienta de trabajo.




La movida llegó a la informática con una decada de retraso, y se manifestó en forma de clónicos.
Fué la época de los ordenadores clónicos y al expansión de tiendas como APP, PC-Box y otras cadenas 'construyaselo usted mismo'.
Como buen informático trasteador, fuí dando saltos con ordenadores clónicos al que siempre estaba cambiando piezas, modificando, etc. De estos años locos, mejor corremos un tupido velo.



Vivía a caballo entre la capital y mi pueblo, y como buen marinero tenía un ordenador en cada puerto, aunque uno siempre más antiguo que el otro.
Pero llegó un momento que la cantidad de información que tenía que mover cada fin de semana era grande y me planteé la necesidad de un portatil.
El escogido por presupuesto y características fué un Acer TravelMate 291 de 15".
En ese momento alrededor del 40% de los alumnos de la facultad (Informatica) ya tenían un portatil, y en menos de 2 años se llegaría al 90%.

Este portatil se convirtió en mi principal herramienta de trabajo durante tiempo, no puedo precisar cuanto porque no recuerdo exactamente cuando lo compré.
Un accidente acabó con él, una caida hizo que la pantalla fallara mucho y me impulsó a cambiar de ordenador.



Imagen de Gizmodo

En enero de 2007, un amigo de clase, también estaba buscando cambiar de portatil, como informáticos siempre queremos estar a la última.
Durante un mes estubimos analizando posiblidades, ambos queríamos un portatil pequeño para que fuera realmente portatil y mirábamos portátiles de 13" en una época que se pusieron de moda los portables (que no portátiles) de 17" y 19".
Eran caros, y si buscabas características avanzadas, todavía más.
En ese momento, solo había un compañero de la facultad (Víctor), que hacía un mes que tenía un MacBook de 13'3" y nos enamoramos, pronto seríamos 2º y 3º en tenerlo.
Era una belleza comparado con los tronco-portátiles que había, solo los Vaio se salvaban en diseño y ni aún así eran tan bellos.
Eran más baratos que los Vaio, y eso era un punto a favor.
También pesaba la opción de conocer un nuevo Sistema Operativo, conocíamos Windows y Linux, pero MacOS era un desconocido. También había miedo, pero teníamos la tranquilidad de poder ponerle Windows si no nos gustaba el MacOS.

Pecamos.
Mordimos la manzana.
Dimos el bocado prohibido.

Lo compramos en el Apple Store, y seguimos día a día su periplo desde fábrica a casa.
La experiencia de desempaquetar un producto Apple, ya es una gozada, porque hasta en eso son detallistas.
Si bien es cierto que por el mismo dinero hubiéramos tenido ordenadores más potentes en 15'4" no era así en 13.3" donde en ese momento era de lo más económico, quitando de algunos Dell.

La verdad es que visto con el tiempo fué un acierto.
MacOS nos enamoró, para un informático venía a ser un Linux en bonito para programar, etc., y a nivel de usuario era mucho mejor que Windows, más cómodo, más claro, más rápido.
También tiene sus pegas y sus defectos, no soy un fanático, pero la balanza se inclina claramente por Apple y MacOS.
Pronto gente de nuestro entorno también pecó.
Ahora, es muy normal ver Mac's en la bilbioteca de la facultad, me atrevería a decir que el 20% de informática usa Mac ahora.

Han sido casi 3 años de verdadera compenetración entre herramienta y trabajador, entre usuario y centro de ocio, entre navegante y vehículo.
En todo este tiempo no he tenido la necesidad de formatear, no he usado antivirus, no he tenido problemas graves.
Ha servido como pocos ordenadores he tenido. Quitando de un problema estético, todo ha sido 100% bueno. Me ha acompañado en mis viajes, ha conocido la Venezuela de Chavez y la City de Londres, el Delta del Ebro y los acantilados de Bilbao, ha trabajado durante años más de 8 horas diarias, con noches en blanco y siempre a tope. Este ordenador ha tenido tralla.

Será merecida su jubilación...

Submit "La Tentación de la Manzana I" to FaceBook Submit "La Tentación de la Manzana I" to Twitter Submit "La Tentación de la Manzana I" to Google Submit "La Tentación de la Manzana I" to Pinterest

Etiquetas: apple, imac, macbook
Categories
Técnica , Material

Comentarios

  1. Avatar de PilarGG
    Lo cuentas muy bonito y además después de compartir viajes por Bizkaia en busca del paisaje me fio mucho de tu criterio.Quiero comprar un portatil pero no acabo de decidirme por pegar el mordisco, me asusta ,yo que no soy informática y tengo ya una edad de peños fijo, me asusta el cambio de sistema operativo, no se si se puede trabajar en uno y otro.por que yo como tú pasaria a tener uno en cada puerto.
    En cualquier caso muchísimas gracias por compartir tu experiencia.
  2. Avatar de zippo
    La verdad es que sí...es toda una tentación pasarse a la manzanita...
    Hay que reconocer que desde hace años Apple marca tendencia claramente dentro del mundo informático y de ocio. No hay mas que ver y tocar un Iphone para enamorarse de él, y las demás marcas siguen su estela, pero no es lo mismo. No llegan a lo mismo, ni estéticamente ni funcionalmente.
    Lo de pasarse a Mac es algo que tira, y mucho, pero en casos como el mío, en que los programas que necesito son básicamente programados para windows (dibujo 2d y 3d, y renderización), el usar un Mac puede ser mas una desventaja que otra cosa (ya no entro a valorar el precio, que además es siempre superior en igualdad de condiciones a la competencia).
    Buen artículo.
  3. Avatar de hflorestrueba
    Buenas Pilar y cia.
    yo después de un curso de Lightroom en Bcn con Wamba, caí de pleno en la manzana, y en lo poco que llevo, me arrepiento de no haberlo hecho antes.
    Suelen decir que comprar barato es comprar dos veces......
  4. Avatar de Loren GD
    Yo me compre un imac de 24" para sacr el maximo rendimiento de mis fotos. Es una pasada, la calidad de imagen te absorve y el funcionamiento operativo es para quitarse el sombrero.
  5. Avatar de Commodoro
    Totalmente de acuerdo contigo, tengo imac de 21" desde agosto de 2008 y aguanta carros y carretas, y desempaquetarlo es toda una experiencia mística. Y solo una nota como ejemplo, sacarlo de la caja y estar conectado a internet en sólo 5 minutos. Saludos.
  6. Avatar de dmavsirq
    Me queda la curiosidad acerca de la frase "También tiene sus pegas y sus defectos, no soy un fanático ..."
    Pon algun ejemplo, aunque solo sea para equilibrar tanta virtud
  7. Avatar de caresa
    pues yo que ni soy informatica,ni se informatica, y edad ya respetable y con estado neuronal que deja mucho que desear* se me olvida lo que acabo de aprender( he cometido la locura de comprarme un imac. y me he qudado sin mi ps4 y estoy mas perdida que el barco del arroz como se dice por mi tierra, te suplico algun consejo.donde puedo encontrar un ps4. muchas gracias
  8. Avatar de El-Miguel
    El PS4 lo puedes encontrar en la web de Adobe.
  9. Avatar de s.tercero
    Yo solo se que mis hijos con 2 y 5 años se sentaron enfrente del iMac de 27" y para cuando me di cuenta se habian hecho dos fotos. Fueron dos minutos de silencio en el salón los que me alertaron en la cocina.......cuando los niños se callan es que algo pasa.
    Fácil, fácil
  10. Avatar de djjavig
    Cita Iniciado por Commodoro
    TY solo una nota como ejemplo, sacarlo de la caja y estar conectado a internet en sólo 5 minutos. Saludos.
    Igual que los ultimos 6 ordenadores que he comprado (para mi o diversos amigos), independientemente la marca que fuesen ...