Ver Feed RSS

Hamilin

Deir Yassim.

Valorar Entrada
Cuando los Nazis se ponen tirabuzones en el pelo y se visten de negro con sombreros de ala ancha, no cabe la inmunidad absoluta.

Tras el nacismo, el sionismo es la ideología que más víctimas ha provocado en el mundo, de una manera sistemática y premeditada.
Aprendieron bien cómo hacerlo y como no confiaron en la justicia occidental, acumularon el odio que ya no pueden dar a quienes les intentaron aniquilar, y lo dirigen hacia sus vecinos. Esos que les acogieron en su tierra, esos que sólo se convirtieron en el enemigo, cuando a un tal Herzog se le ocurrió exigir una tierra con unos derechos ancestrales compartidos, entre palestinos todos, judios o no, sobre Palestina.
Y más aun, cuando a este señor y a sus amigos centroeuropeos, se les ocurrió la linea fronteriza de ese supuesto estado judío, que nunca existió antes.

Tras la ocupación de Palestina por el Reino Unido (1922-1948), durante la segunda guerra mundial, los 'apátridas judíos' retornaron a Palestina y fueron acogidos por los pobladores pastores, agricultores y recolectores mayoritariamente, porque nunca existió antes ningún conflicto de importancia. Tampoco una discusión entre vecinos había sido una cuestión de estado, por el solo hecho de ser uno judío y el otro árabe. Árabe, que no musulmán.

Los canaanitas, empezaron a tener problemas con las tribus israelitas, hacia el siglo XV a.C. En la mayoría de los casos se mezclaron con los locales y se mezclaron con ellos sin más sangre que la de los partos, pero otras perdían y por lo tanto se les expulsaba por no aniquilar a las familias mixtas.

Canaán tenía un dios llamado El y este pueblo judío se empieaz a llamar IsraEl cuando comienza su particular pelea contra la idolatría de la zona, y así, el nombre de Israel significa "el que lucha con(tra) El".

Ninguna religión ha sido nunca motivo de una lucha, solo la excusa: Católicos contra protestantes en Irlanda; Chiítas contra Hititas en oriente próximo, cristianos contra herejes,... Y mientras que las doctrinas Orientales y las originales judeo-cristianas establecen la no violencia como forma de comportamiento, en occidente todo han sido guerras y exterminios. ¿Será que las religiones tienen que pasar por estos 'embudos', todas? (Cuando digo 'religiones' quiero decir correligionarios)

Es evidente, que ni Dios, ni Yahve, ni Alá -y los llamo así porque ha generado diferentes confesiones- quisieron un mundo como el que han producido sus acólitos, Y que , por otra parte, le viene muy bien a los que controlan el sarao.

Cuando empezó a formarse la idea de un estado de Israel, los judíos centroeuropeos pusieron en marcha su plan de colonización: emigraciones masivas de familias y parejas jóvenes a una tierra dejada de la manos de dios, en mitad de la nada, pero que tenía nombre propio Palestina, y estaba admitida internacionalmente. Era una parte del Gran Israel concebido desde Europa.
Los árabes llegaron a llamarles el "pueblo conejo", por la cantidad de hijos que tenían, y aunque era un reto alimentar a esa prole, eso garantizaba los derechos venideros de los 'Hijos de Palestina-Israel'. Los muchos o pocos derechos se fueron ampliando al crecer la población judía en Palestina de tal modo que las autoridades empezaron a mosquearse y tuvieron- tomaron la decisión de segregar los derechos, los de los nativos y los de los Judíos.
Cuando los judíos fueron más que los palestinos- allá por los años 20-30, empezaron a defenderse contra la injusticia que suponía do0s tratamientos distintos para ciudadanos iguales. Muy árabe.

Pero en aquel momento Palestina era una 'colonia' inglesa, y los ingleses no querían molestar a los árabes con reformas -que los ingleses no son muy partidarios de ellas- que fueran impopulares en la población. [// modo irónico = ON]Y como lo árabes no saben nada de negociación y lloriqueo [// modo irónico = OFF]pues ganaban siempre. Sobre todo cuando los ingleses dejaron Palestina a su suerte - No sé, pero creo que es el único país excolonia inglesa que no es de la Commomwealth-. Pero no antes de que las organizaciones judías asestaran golpes terroristas no muy diferentes a los del 11 de Septiembre o el 15 de Marzo: Una bomba convirtió en escombros el hotel Ben Gurión en donde estaba el órgano de gobierno inglés y la administración colonial, la que negociaba a escondidas con los Sionistas en Europa un PAÍS sionista en Palestina.

Poco antes de 1949, ya con un ejercito, ilegal, estructurado y dos grupos terroristas reconocidos y conocidos por los ingleses, entraron en una dinámica de acoso y derribo contra la población civil, para expulsarlos de sus tierras productivas -poco, pero sus tierras- mediante expropiaciones forzosas y abusivas que en muchos casos fueron 'porque sí' y con la condición de que "o aceptas lo que te pago por tu ... vida" o "te la quito por la fuerza". Después la negociación se redujo a la mitad: te la quito por la fuerza.

Cuando los árabes se empezaron a organizar - ya se sabe que organizados, organizados no son- era demasiado tarde y los judíos palestinos tenían mucho poder cedido por abandono-negociación y además, ya se encargaron de que no fuera posible, fraccionando y controlando los movimientos de los palestinos por el territorio. Y cuando una comarca se ordenó en la buena dirección de negarse a vender a cualquier precio sus tierras, su modo de vida, entraron a saco y a sangre y cuchillo en un pueblo llamado Deir Yassim.
Fue tal la crueldad y el ensañamiento, que la voz se corrió como la pólvora y bastaba, entonces, que se viera en el horizonte una polvareda, para que los aldeanos huyeran de sus casas. Con el tiempo, las tropas de Israel abanzaban al grito de DEIR YASSIM, DEIR YASSIM.

Ahora cambien las nacionalidades: donde hoy se escribe palestinos, pongan judíos. Y donde antes se ponía Nazis pongan ahora judíos y díganme en qué se diferencias las historias.

Un país forjado en el terrorismo, que tiene la lucha, la pelea en su nombre; que se autoaísla constantemente violando los acuerdos internacionales, que viola los derechos humanos de su población árabe; que se siente inmune al derecho internacional gracias a ser el hijo DEFECTUOSO de la primera potencia mundial y que le ha salido rebelde, además.
Un país así no tiene cabida en el mundo occidental civilizado.

Si Nürenberg fue el juicio contra el nacismo, antes o después habrá otro juicio contra el Sionismo. Y sinceramente, espero que sus defensores corran la misma suerte.

Sólo espero y deseo que nunca más haya que fletar un barco como el Rachel Corrie para dar de comer y aprovisionar a la población civil de ningún estado legal y reconocido por los organismos internacionales. Los mismos que hicieron reconocer a Israel en 1949.

Deseo con todo mi corazón que no haya nadie que eche de menos a los nazis...o a los sionistas: NO AL RACISMO.

Submit "Deir Yassim." to FaceBook Submit "Deir Yassim." to Twitter Submit "Deir Yassim." to Pinterest

Actualizado 05/06/10 a las 13:06:17 por Hamilin

Categories
Otros

Comentarios

  1. Avatar de Hamilin
    Visado y revisado. Ok
  2. Avatar de garridoaguilera
    La verdad duele. Duele comprobar que lo mismo que le hicieron a un "pueblo", estos hagan lo mismo con los que le acogieron y le dieron un lugar para que vivieran.
    Ahora ese niño indefenso se ha hecho mayor y no hay quien lo pare. Solo una actuacion global puede impedir que se cometan mas atrocidades y que queden impune los asesinos.
    Muy bien explicado y expuesto. Gracias por tu aportacion.
    Saludos.
  3. Avatar de Hamilin
    Una aclaración, los árabes no ofrecieron su tierra. Los judíos tenían raíces allí, en Palestina. Y siendo que eran un problema latente en la zona, les ofrecieron alternativas como Argentina en medio de la nada y la pampa. Y se negaron. Querían su tierra prometida y al parecer la consiguieron, o en parte.
    Los árabes se aliaron con los nazis, por lo tanto, no es que los quisieran ni les ofrecieron nada. Simplemente se instalaron en una tierra en donde sus antepasados vivieron. Igual que podrían hacer hoy los árabes con Híspalis, pero nosotros si que estamos organizados.
  4. Avatar de Kaiser76
    Se cambian los nombres de los países, se mezcla un poco los acontecimientos, y sigue siendo un tema de portada de periódico.
    Lamentablemente no cambiaremos.