Ver Feed RSS

Juan55

Los hides de Crémenes

Valorar Entrada
.
Durante los días 24 al 26 de enero se celebró en los hides de Crémenes (León) un Curso fotográfico de aves invernantes de los Picos de Europa en el que tuve ocasión de participar, conducido por el conocido fotógrafo de naturaleza Antonio Liebana y teniendo como patrocinadores a CANON España, FOTOCASIÓN y WildWatching Spain. La realización de ese curso conllevaba un cash-back por parte de Canon de 100€ para la próxima compra de material de dicha marca en Fotocasión.

Por su parte, Canon puso a disposición de los participantes bastante material para que se pudieran probar en los hides y trabajar con ellos. Pudimos probar las nuevas cámaras 70D y la joya de la corona, la 1Dx … así como toda la gama alta de super- teleobjetivos. Canon España puso a disposición de los asistentes al curso seis teleobjetivos: un tele 500 mm f/4 MkII, dos teles 600 mm f/4 MkII y otros dos teles 800 mm f/5,6. Un gran despliegue de material que nos permitió probar y fotografiar en muchos casos las distintas especies de aves como antes no lo habíamos hecho.

El curso se realizó en los hides que WildWatching Spain dispone en las cercanías del pueblo de Crémenes (León, poco antes de llegar a Riaño), un paraje muy bello y en el que habitan y transitan a lo largo del año muchas especies típicas de la cordillera cantábrica, pícidos y paseriformes forestales así como rapaces, algunas de las cuales solo se pueden fotografiar aquí. Cabe destacar:

  • PAJAROS CARPINTEROS: Pico mediano, Pico picapinos, Pito real, Pito negro.



  • PASERIFORMES FORESTALES: Trepador azul, Carbonero palustre, Carbonero común, Carbonero garrapinos, Herrerillo común, Petirrojo, Chochín, Mirlo común, Escribano montesino, Escribano cerillo, Arrendajo, Mito, Jilguero, Agateador común, Pinzón común, Pinzón real, Camachuelo, Zorzal común, Zorzal alirrojo (algunos solo en temporada).


Actualmemente WildWatching dispone además de 2-3 hides para rapaces en los que está trabajando duramente para ampliar la oferta de la zona: buitre leonado, ratonero, y mas …

Durante este curso pude disfrutar de 8 hides diferentes en total, ya operativos al 100% en función de las especies que se pueden observar y fotografiar (alguno de ellos fue contratado por nuestra cuenta, fuera del curso). Los 8 hides se corresponden con las denominaciones siguientes:

Hide de paseriformes de Crémenes
Hide de arrendajo
Hide de pito real
Hide de camacheulo y pico mediano
Hide de paseriformes de Villayandre
Hide de pito negro y demás pitos.
Hide de ratonero
Hide de Buitre


La mayoría de los hides son para dos plazas y alguno monoplaza (como el del arrendajo). Dotados de cristal espía y construidos en madera tratada de tipo embalaje, con techo ondulado.




Unos están dotados de banco y otros con sillas, pero en cualquier caso con suficiente amplitud en aquellos que son dobles para poder ubicar los trípodes y mover las cámaras con focales largas sin problemas de choque entre los fotógrafos. Por la mañana a primera hora en esta época y debido a las condiciones climatológicas, los cristales de los hides por dentro tienden a empañarse por el calor corporal y conviene dejar la puerta del hide abierta durante un tiempo para aclimatarse. Sé que se está trabajando en una solución para este tema a primera hora de la mañana y que se están probando varias alternativas para encontrar la mejor. Lo bueno es que el cristal espía del que se encuentran dotados estos hides son muy transparentes, pierden solo un tercio de luz en la exposición y no influyen para nada en la calidad de la imagen o en el enfoque de las cámaras, tal como pasa en algún otro sitio. No se detecta ningún tipo de aberración o casta de color en las fotos conseguidas a través de estos cristales.

Metidos ya en harina del curso, recibimos el primer día una gran conferencia de Antonio Liébana con abundante material fotográfico sobre cómo se trabaja en la fotografía de naturaleza con diferentes tipos hides, sobre cómo estudiar y fotografiar a las distintas especies y sobre los objetivos a cubrir. Eso sin desdeñar la gran “master class” sobre composición y sobre lo que se debe de buscar en la fotografía de naturaleza para salirse del estereotipo de la típica fotografía de especie de enciclopedia.

Después de la conferencia, Antonio estableció la metodología de trabajo con el equipo fotográfico desde hide y cómo serían los días siguientes del curso desde el punto de vista de la enseñanza: eminentemente práctico con énfasis total en criticar y corregir los defectos de los asistentes.

Se sortearon el orden de los hides, debido al gran número de participantes en el curso, para que todos tuvieran oportunidad de pasar por los diferentes hides y de poder fotografiar al mayor número de especies posibles (salvando algunas preferencias específicas que se plantearon).

Cómo lo mejor son ver imágenes, a continuación os subo una serie de fotos tomadas durante los días que estuve allí y en los que se puede ver y valorar el fruto del trabajo en estos hides.

Uno de los atractivos de esta zona es que es la única en España dónde puedes (si tienes suerte), fotografiar a los 4 pitos: picapinos, mediano, real y negro en un mismo sitio… de hecho el pito negro sólo se puede fotografiar aquí según tengo entendido.





El hide de pito negro es un hide con una ubicación muy bonita, con un grupo de chopos lateral y en el que suelen entrar los cuatro pitos, aunque el negro es muy esquivo… lo escuchábamos cantar al lado pero no entraba… ni con reclamo. Pero una de las tardes, gracias al seguimiento de la especie realizado por Bernardo (la persona encargada de los hides), se detectó que dormía por las noches allí y le esperamos una tarde… fue visto y no visto casi… pero entró, entró. A continuación os subo un montaje con las cuatro especies que pude fotografiar allí, todo un lujo.




Sobre este hide quiero comentar dos cosas: es un hide de “categoría especial” (como la vuelta ciclista) que se reserva aparte y es un hide para focal larga por su ubicación, un hide para trabajar con el 800 mm sobre FF o 600 mm con APS-C. El uso de multiplicadora con focales menores es aconsejable.


Sabiendo que el pito real es uno de los atractivos de esta zona y que es fácilmente visible y fotografiable, no quiero cerrar el capítulo de estos pícidos sin poneros esta foto de una hembra obtenida en el hide de pito real, un hide muy bonito en el que entran muy fácilmente además del pito real (macho y hembra); el pito picapinos (tanto macho como hembra) y en ocasiones, hasta el pito mediano.





Otra de las joyitas de estos hides es el camachuelo, que aquí suele poder fotografiarse como mínimo en dos hides diferentes





Otra especie que entra con frecuencia es el zorzal común y el alirrojo (éste en temporada), una especie que permite un tipo de fotografía muy plástica; sobre todo con el paisaje de invierno de fondo.




El arrendajo tiene su hide específico, aunque también entra en otros, yo tuve ocasión de fotografiarlo al menos en tres hides diferentes:




Los incansables mirlos lucen aquí de una forma espectacular, en especial las hembras, con plumaje gris entramado precioso. Se les puede fotografiar en los hides de paseriformes sin ningún problema … de hecho a veces cuando vienen parece la invasión de Dark Vader y sus secuaces … y en muchas ocasiones hay que echarlos para que no se coman todas las bayas.




Los paseriformes típicos de la zona entran sin problemas en la mayoría de los hides, pero el que se lleva la palma es sin dudar el nuevo hide de paseriformes de Villayandre, dónde en una sesión de media mañana contamos que habíamos fotografiado 16 especies diferentes !










Entre estas especies figuran algunas menos comunes como el pico gordo o el escribano cerillero. Tal como podéis comprobar.


Las rapaces también forman parte de la oferta de estos hides … yo tenía especial interés por fotografiar al ratonero, así que me apunté una mañana después a este hide para ver si había suerte … y al final la hubo, una mañana con ligera nevada incluida:




Finalmente quiero llamar la atención sobre otras especies mas comunes quizá y que por ello no se valoran mucho a la hora de fotografiarlas, pero que aquí en estos parajes lucen de una forma espectacular… tal es el caso de la urraca y del cuervo. Yo personalmente llevaba mucho tiempo detrás de fotografiar a una urraca luciendo sus irisaciones tal como si estuviese vestida de gala. Y en estos días he tenido oportunidad de fotografiar a ambos en su pleno esplendor.








Me queda recomendar como material fotográfico a usar, la focal larga principalmente. Teles a partir de 400mm, duplicadora por si fuera necesaria (en función de si se lleva FF o APS-C) y muy importante: anillos de extensión ¡! En algunos hides, la distancia mínima de enfoque que te permite el teleobjetivo se queda justa y el teleobjetivo no puede enfocar en las zonas mas cercanas de algunos comederos y/o ramas cercanas.



Por último, y no menos importante, sobre todo para aquellos que deseáis ir por vuestra cuenta, quiero mencionar el tema de la logística y del lugar dónde estuvimos hospedados y que es altamente recomendable: El Centro Rural El Sabinar, en pleno pueblo de Crémenes y desde el cual se puede ir incluso andando a varios de los hides sin problemas.

Yo creo que lo mejor forma de describirlo es decir que allí te encuentras como en casa. Las habitaciones son confortables con baño completo, TV y Wi-Fi. Tiene ascensor para subir a las diferentes plantas o incluso para ir a la planta baja dónde se encuentra un salón de actividades. El bar –salón es el alma de la casa, dónde te sientes como si estuvieras en la tuya. Después de una jornada intensa (y a veces fría de hides), vuelves y te pegas una buena ducha calentita, te cambias de ropa, te pones la zapatillas y bajas para tomar unos vinos o cervezas mientras comentas con los demás la jornada y/o pasas al ordenador las fotos del día, mientras vas procesando algunas … justo el tiempo para que llegue la cena … y hay queridos… aquí se nos cubre de gloria “Chez” María Jesús con la cocina regional de la zona … podéis deleitar una cocina de buen nivel con materias prima locales insuperables. Desde cositas como sopa de perrichicos, menestra casera, etc hasta un buen asado, o una buena chuleta o platos de caza como el lomo de venado con queso azul de Valdeón y compotas.



María Jesús es la encargada también de prepárate el “tente en pie” si vas a permanecer todo el día en los hides, le puedes encargar el bocata que deseas … yo os recomiendo los de tortilla de chorizo y los de lomo con queso o bacon: insuperables …. Calentitos y te los sube Bernardo hasta el hide sobre las 2 de la tarde, con una bebida y fruta. Servicio inmejorable. Vamos la estrella Michelin del Rural sin duda se la otorgamos. Y todo además a un precio muy comedido. No se puede pedir más ¡


Resumiendo:


  • Un curso muy agradable dónde el día final, gracias a los consejos y correcciones del “mestre” Antonio Liébana ya se notaba una calidad en las fotografías muy alta.



  • Un traslado, logística y coordinación de los hides digno de elogio para Bernardo, que estuvo pendiente de que todo estuviera bien: limpieza, comida y preparación de los hides.



  • Un hospedaje como de sentirse en casa y de agradecer, tanto a Estefanía como a la enorme chef de cocina María Jesús.


Unos días plenos, no cabe duda.

Y para aquellos que quieran subir a estos hides por su cuenta, solo me queda recomendarles que contacten con WildWatcing Spain y con el Centro Rural El Sabinar para disfrutar de unos días en un paraje natural de gran belleza y de unas buenas jornadas fotográficas.

Submit "Los hides de Crémenes" to FaceBook Submit "Los hides de Crémenes" to Twitter Submit "Los hides de Crémenes" to Google Submit "Los hides de Crémenes" to Pinterest

Actualizado 10/02/14 a las 19:20:29 por Juan55

Categories
Técnica Fotográfica , Material , Objetivos , Fotografía de Naturaleza , Teleobjetivo , Fauna

Comentarios

  1. Avatar de trinxet
    Muy interesante todo lo que cuentas. Hace meses por casualidad descubrí la empresa Wild Watching Spain, aunque aún no he podido ir. El curso este que interesante sobretodo por el material prestado por Canon, tiene que ser una pasada. Y las imágenes sensacionales. Deberé ahorrar y a ver si puedo ir, además la zona me encanta. Un saludo.