Muy buenas,

Me uno al debate por que me parece interesante.

Pienso que no hay una respuesta universal valida para todos los casos. En interiores con techos normales, poner la cámara a media altura y completamente nivelada en horizontal te permite evitar una posterior corrección de verticales, por ejemplo. Además de eso, la altura a la que estaría la cámara resulta "humana" por que coincide con la altura de nuestros ojos cuando estamos de pie. También me parece correcto situar la cámara a la altura de nuestros ojos cuando estamos sentados. Eso no es malo salvo que haya objetos en primer plano que puedan tapar otros del segundo. En ese caso, volver a la situación anterior puede resultar favorable.

Si el edificio es de techo muy alto deja de ser válida la regla de situar la cámara a media altura porque deshumaniza la vista antes mencionada, salvo que busquemos justamente un punto de vista "distinto".

En exteriores podemos regirnos por cuestiones similares. Cuando admiramos un edificio solemos hacerlo a pie de calle de manera que esa vista nos resulta, de nuevo, muy natural. Claro que en estos casos habrá que acabar corrigiendo las verticales al tratarse de un contra picado. Situarse a media altura del edificio también es interesante aunque no suele estar disponible esa opción.

La siguiente vista está realizada con la cámara sobre una jirafa a unos 3 metros de altura. Ciertamente no es el modo natural de observación pero en ciertos casos se admite a cambio de proporcionar un punto de vista diferente.



Saludos.