El Rincón del Experto

Fotografiando el Paisaje (Parte I)

Valoración: 3 votos, 4,00 en promedio.
by , 26/08/09 at 23:45:00 (7788 Visitas)
Son muchas las situaciones en las que nos vemos sorprendidos por la belleza del paisaje que nos rodea. Queremos fotografiarlo para llevarnos a casa la magia de esa sensación pero no siempre el resultado es el deseado.
Pueden ser muy distintas las causas que llevan al fracaso y voy a intentar daros algunas pistas para que esto no os ocurra.


Una buena luz de calidad, el secreto del éxito

La luz debe ser protagonista y la mejor la encontraréis cerca del amanecer y del anochecer. Elegid las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde para vuestras fotografías siempre que podáis. A esas horas, las sombras son suaves y quedan muy lejos de las antiestéticas sombras duras del mediodía, lo que os permitirá tener un rango dinámico algo más amplio en algunas ocasiones y contrastes no tan bruscos y/o agresivos.
Si además tenéis suerte, esa luz de los crepúsculos os puede regalar grandes alegrías en forma de colores espectaculares que decorarán cualquier escenario.




Un paisaje ya conocido puede resultar espectacular en diferentes épocas del año. Aprovechadlo siempre que podáis y esforzáos por conocer los mejores lugares de vuestra zona geográfica en las distintas estaciones.
Las siguientes fotografías tienen unos meses de diferencia. La de la izquierda está hecha a primeros de octubre y la de la derecha en febrero.



No escatiméis el uso del trípode para este tipo de fotos, aunque dispongáis de velocidad suficiente para disparar a pulso. Con él conseguiréis una mayor calidad de imagen, aunque simplemente sea por obligaros a dedicar un poco más de tiempo a ajustar y cuidar el encuadre.

La meteorología también juega un papel de vital importancia en la fotografía de paisajes. Una gran tormenta, una formación de nubes espectacular, un arcoiris, etc... cualquiera de estos factores puede convertir un paisaje normalito en algo muy especial, aprovechad todas esas oportunidades para conseguir una foto única de un sitio mil veces visto.



Incluir a una persona en el paisaje puede beneficiarlo ya que puede servir para dejar ver la grandiosidad del lugar por comparación, que de otra manera no se entendería.





Intentad seguir las reglas básicas de la composición.

Un paisaje, por grandioso o pequeño que sea, se beneficiará igualmente de la regla de los tercios. Cuando dominéis las leyes de la composición ya podréis saltároslas a la torera, pero mientras aprendéis, aprovechaos de esas herramientas que tenéis a vuestro alcance para aseguraos una buena composición.

Colocad el punto o puntos más destacados de la escena en una intersección de las líneas de los tercios, ya que así conseguiréis que la mirada del observador se pose en ellos de forma directa e inconsciente, haciendo que cale más hondo en él el mensaje que queréis transmitir con vuestra imagen y, sobre todo, que guste más. En las fotos en las que entre el sol en el encuadre tampoco lo centréis, procurad colocarlo en un tercio, no en el medio, salvo que queráis convertirlo en una diana perfecta.

En paisaje es muy aconsejable que dotéis a vuestra fotografía de 3 planos: un primer plano, un plano medio y un fondo. De esta manera facilitáis que la vista del espectador los recorra uno tras otro, pasando así por toda la imagen.




El horizonte debe ir en el tercio superior o inferior. ¿En cuál de los dos mejor? Pues todo dependerá de si queréis dar más importancia al cielo o al suelo. Si el cielo posee una formación de nubes espectacular que queréis resaltar, situad el horizonte en el tercio inferior para dar 1/3 al suelo y 2/3 al cielo. Si por el contrario, el cielo no tiene ni una sola nube y en cambio la parte baja de la escena es lo más importante, situad el horizonte en el tercio superior y dadle 2/3 al suelo y 1/3 al cielo.
¿Cuándo sí es perfectamente válido centrar el horizonte? En simetrías perfectas como las que se producen en reflejos de paisajes sobre la superficie en calma del agua, por ejemplo.




Tomáos vuestro tiempo para descubrir el mejor encuadre. Quizás sólo con dar un par de pasos a un lado o agachándote un poco, la mejora de la composición resulta espectacular. Buscad vuestra foto. Un buen resultado vale la pena.


Submit "Fotografiando el Paisaje (Parte I)" to FaceBook Submit "Fotografiando el Paisaje (Parte I)" to Twitter Submit "Fotografiando el Paisaje (Parte I)" to Pinterest

Comentarios

  1. Avatar de Sarmale
    Neus, me bebo tus mensajes, yo creo que me los aprendo de memoria.

    Tengo una duda de principiante, porque yo soy muy principiante. ¿Dónde se enfoca? Vale que la profundidad de campo tiene que ser mínima para que esté todo enfocado en los paisajes (o eso leí por ahí, salvo que se busque algún efecto en particular: pero ya te digo que yo soy principiante del todo y estoy en la fase de "sigue las reglas como si fueran el Padrenuestro").

    Voy a ir a Canadá en dos días. Me imagino: tengo delante los montes Chic-Choc, a no sé cuántos metros de distancia, porque me los separa un lago: ¿enfoco al monte? ¿enfocará? ¿a infinito? (¿cómo demonios se enfoca a infinito?).

    Ay, qué mar de dudas y nunca mejor dicho hablando de paisajes...
  2. Avatar de alemonic
    Si me pagas el viaje a Canadá te lo explico.... bueeeno, busca hiperfocal en el foro, e vas a hartar de información.

    Neus, como siempre, me encantan tus fotos del delta.

    Un saludo y a ver cuando puedo hacer el dichoso curso.
  3. Avatar de Sarmale
    He leído los mensajes y he visto la tabla ésa que circula por ahí, Alemonic... Las dos páginas de mensajes. Y la tabla. Y sigo sin enterarme cómo puede uno enfocar a infinito... O a dos metros por delante del infinito, como dicen en uno de ellos...

    Pero bueno, yo me largo el sábado. Y, como siempre, haré lo que pueda. Y, cuando dentro de diez años aprenda a hacer fotos, volveré a Canadá...

    ¿Con pagarte el viaje te refieres al billete de avión o al alojamiento, la comida y los regalos a la parienta?
  4. Avatar de alemonic
    Me temo que seria un completo, tendrías que pagar el viaje a mi mujer también, pero no te preocupes, mi hija no paga, jeje.
  5. Avatar de granleon
    Unas fotos fantasticas.
    Me gustaría saber como consigues que el color del cielo y el mar sea tan azul ¿es el original o esta tratado?. A mi los azules no me suelen salir tan fuertes cuando los fotografio junto al mar, algunas veces los cielos me salen casi grises.
  6. Avatar de Neus
    Cita Iniciado por Sarmale
    Neus, me bebo tus mensajes, yo creo que me los aprendo de memoria.

    Tengo una duda de principiante, porque yo soy muy principiante. ¿Dónde se enfoca? Vale que la profundidad de campo tiene que ser mínima para que esté todo enfocado en los paisajes (o eso leí por ahí, salvo que se busque algún efecto en particular: pero ya te digo que yo soy principiante del todo y estoy en la fase de "sigue las reglas como si fueran el Padrenuestro").

    Voy a ir a Canadá en dos días. Me imagino: tengo delante los montes Chic-Choc, a no sé cuántos metros de distancia, porque me los separa un lago: ¿enfoco al monte? ¿enfocará? ¿a infinito? (¿cómo demonios se enfoca a infinito?).

    Ay, qué mar de dudas y nunca mejor dicho hablando de paisajes...
    Hola Sarmale, siento no haberte leído antes.
    En un gran paisaje como el que me planteas, el consejo de Alemonic es el que te va a dar mejores resultados, es decir, buscar conseguir la distancia hiperfocal para que todo te quede dentro de foco. Si disparas con un gran angular ya tienes mucho ganado y si encima cierras el diafragma a f/11 ó f/16, por ejemplo, pues mejor aún.
    Estas aperturas pequeñas de diafragma te facilitan mayor profundidad de campo, que es lo que necesitas, mucha profundidad de campo para que todo esté enfocado (revisa tus conceptos sobre este aspecto que lo has dicho al revés ).
    Si no usas la hiperfocal, no enfoques ni a las montañas ni delante de tus pies, tienes que buscar un término medio y enfocar allí, por ejemplo, divide mentalmente el espacio que hay entre tu cámara y las montañas en 3 partes y enfoca en la zona que que corresponda al primer tercio, conseguiras un efecto algo parecido, aunque no idéntico a una hiperfocal.
    Enfocar a infinito es enfocar a algo que esté muy lejano, como tus montañas, o la línea del horizonte si estás en una playa, o enfocar a las nubes del cielo... cualquier objeto que se encuentre muy alejado. Si tu objetivo tiene marca de distancia de enfoque, fíjate que se colocará cerca del símbolo de infinito al final de la escala. Pero no al final de todo, si lo haces a mano, sino infinito, menos un pelín.

    Saludos y buenas fotos en tu viaje!

    Yo también te acompaño a Canadá si me invitas ! Me alegro que te sean de utilidad mis mensajes.


    Un cordial saludo
  7. Avatar de Neus
    Cita Iniciado por granleon
    Unas fotos fantasticas.
    Me gustaría saber como consigues que el color del cielo y el mar sea tan azul ¿es el original o esta tratado?. A mi los azules no me suelen salir tan fuertes cuando los fotografio junto al mar, algunas veces los cielos me salen casi grises.
    Las fotos están reveladas con Lightroom y procesados los tiff en Photoshop ajustando niveles, algunas veces por zonas. La saturación de color casi nunca la paso del 15 en Photoshop si creo que necesita un ajuste.
    La primera del eucaliptus, la de los cúmulo nimbus que está justo encima de la del faro y la de la playa con el tronco en primer plano están hechas con polarizador. Ese es uno de los mejores secretos para conseguir cielos azules en las horas centrales del día. El resto no tienen polarizador, aunque algunas sí llevan filtro degradado neutro.

    Por cierto, el cielo sólo quedará azul en la foto si tú lo ves así, si no está azul no podrás hacer milagros.

    Saludos
  8. Avatar de Sarmale
    ¿Ves como estoy de principiante total? Ni te imaginas la de cantidad de conceptos que tengo que revisar (y esto vale también para los del resto de la vida!). Muchas gracias, guapa. Yo lo intenté. Pero ya me hubiera gustado veros allí, en la confluencia de los ríos Saguenay y San Lorenzo, para observar cómo lo hacéis y aprender más...

    Y llevarme un bonito recuerdo a casa, claro.