Juan55

Memorias de Tanzania - IV: Tribus, los Datoga y los Masai

Valoración: 3 votos, 5,00 en promedio.
by , 14/03/11 at 00:16:30 (10494 Visitas)
Siguiendo con estas memorias del viaje a Tanzania, le ha llegado por fin el turno a los moradores humanos que viven allí; a las dos tribus que visitamos: los datoga y los masai. Antes de hablar de ellas hay que manifestar que visitar estas tribus es como un viaje a nuestro pasado en la época del metal. La vida y sus costumbres no han evolucionado tanto en esta parte de Africa; su forma de vivir tampoco ... quizás lo que mas llama la atención es el impacto que ha tenido el plástico y el teléfono móvil, pero por lo demás, siguen viviendo casi de la misma manera que se vivía en la época del metal: agricultura, ganadería, caza y trabajo del metal para los instrumentos de caza, guerra y decoración; usando todavía intrumentos antiguos de piedra como el molino de harina.

En cuánto a sus casas, tampoco han variado mucho y una gran mayoría de las personas en esta parte de Africa viven en sencillas casas con armazón de ramas gruesas de madera a guisa de pilares, entrelazadas con ramas secas mas delgadas y con ayuda del estiercol y del barro para formar las paredes; y un techo vegetal tupido impermeable. Estas casas suelen estar protegidas por una barrera externa de ramas en forma de empalizadas, muchas veces con recubrimiento adicional de ramas, que protegen las casas, sus moradores y a su ganado de los animales depredadores:




Lo que cambia fundamentalmente es la forma de las casas: para los datoga son mas cuadradas y con el uso del estiercol de vaca y el barro en las paredes y techos, sujetados por las ramas mas finas que se entrelazan, formando un paramento clásico. El interior tiene las paredes mas lisas en barro seco y suele tener dos habitaciones para dormir, la de los padres dotada de una ventana de ventilación para liberar así el humo cuando se hace fuego dentro de la vivienda.








En cambio las de los masai son mas semicirculares/circulares. Las que nosotros visitamos eran de tipo semicircular, recordaban mucho a las labores de cestería y tenían también dos dormitorios interiores: el de los padres primero y contiguo el de los hijos, con camas dotadas de "colchones vegetales" recubiertos de pieles y un área a la entrada común que hace las veces de comedor, con un lugar para el fuego. El uso del barro se limita mas al semitecho que queda protegido por otra capa superior de material vegetal impermeable de la lluvia. Las entradas en cambio tienen un acceso en la parte frontal de la vivienda para protegerla ; tiene forma de arco y es una especie de corredor realizado con ramas entrelazadas dobladas.










A lo largo de nuestro recorrido por los parques del norte de Tanzania; también vimos muchas casas masais de forma circular, con paredes de barro y tejado vegetal tupido; como éstas que se pueden ver en la ladera del Ngorongoro:






Los Datoga


Los pudimos ver en la zona del lago Eyasi. Viven en una zona árida y destacan por vivir principalmente del pastoreo, la caza y de la metalurgia del hierro. Datoga es el nombre original de los Mangati, palabra masai que significa "enemigos fuertes" ya que son antiguos enemigos de éstos. Hace 200 años tuvieron duros enfrentamientos con ellos por el tema del pastoreo en las laderas del Ngorongoro, al ser buenos cazadores y tener buenas flechas de hierro fueron encarnizados enemigos de los masai hasta que éstos empezaron a usar escudos, Al final los derrotaron y los echaron del Ngorongoro hasta su ubicación actual, en torno al lago Eyasi.





Los Datoga son polígamos y todavía hoy producen los elementos de metal como puntas de flecha, pulseras y objetos decorativos, trabajando el metal de la misma forma que lo hacían los antiguos herreros en la fragua: con un soplador para avivar el fuego y así poner el metal al rojo, que luego es moldeado a base de golpes de maza.




Llegamos para visitarlos al atardecer, y tras el acuerdo comercial (pues viven en buena parte de ello) aceptaron enseñarnos como trabajan, como viven y además posaron como buenos modelos para nosotros a luz del atardecer. He aquí una selección de retratos y fotos de ellos, dónde todavía se puede observar el dominio del curtido de las pieles usadas como vestimentas en alguna foto, arte del cual tienen fama:
















Los Masai


Otro día visitamos un poblado masai en el Parque Nacional del Serengeti. Pero para poder visitarlo hay que negociar con el jefe de la aldea cúanto se paga por personas en dólares. Si hay acuerdo, se visita ... sino, pues de vuelta. Mientras se negocia, te esperan a la puerta del poblado los hombres por un lado con sus danzas y las mujeres por el otro con sus cánticos, para ir animando el ambiente:








Una vez llegamos a un acuerdo, pudimos empezar a sacar fotos (las de arriba fueron tomadas a partir de dicho acuerdo) y nos invitaron a visitar la aldea. Nos dividieron en grupos de tres y cada grupo fue acompañado de un masai, que en perfecto inglés, te hacía una introducción a la cultura masai, sus costumbres, sus casas y su forma de vivir. Nos contaron y enseñaron como eran sus casas (ver arriba); nos contaron que los masai son poligamos, que no tienen religión pero que adoran y hacen ofrendas a las fuerzas de la naturaleza, etc.... Que los grupos de edad se dividen en infancia, guerrero menor, guerrero mayor, adulto menor y adulto mayor. Posteriormente en el medio del poblado nos ofrecieron sus danzas con lo saltos típicos de los guerreros masai:








Tanto los hombres como las mujeres lucen dilataciones en los pabellones de las orejas de hasta un palmo de longitud en la parte inferior y del diámetro de una moneda pequeña en la parte superior, que acostumbran a adornar con maderas y cuentas de colores. La artesanía masai se extiende a los textiles, tallas de madera, abalorios y adornos de piedras y hematites. Suelen vestir la típica manta masai de tela de vivos colores anudada sobre los hombros , generalmente rojas y con diseños geométricos, aunque debajo lleven otra ropa.

Posteriormente nos enseñaron la escuela, que se encuentra en una edificación rectangular fuera del recinto protegido por la empalizada, y dónde los crios masai reciben la educación masai correspondiente:




Durante todo el tiempo que estuvimos con ellos pudimos sacarles fotos y retratos, a continuación os pongo una selección de los diferentes grupos de edad que tomé durante nuestra visita:













No quiero terminar esta entrada sin mencionar dos muestras de la cultura masai: las famosas pinturas rupestres masai - que se encuentran en una cueva en los Kopjes Masai - y los llamados "tambores masai" - los tambores de piedra que se tocan con una piedra sobre otra mas grande granítica y que resuenan en toda la planicie del Serengeti:








Hasta la última entrega: La Isla de Mafia

Un saludo

____________________________________________

Texto y fotografías: © Juan Zas Espinosa - 2011

Submit "Memorias de Tanzania - IV: Tribus, los Datoga y los Masai" to FaceBook Submit "Memorias de Tanzania - IV: Tribus, los Datoga y los Masai" to Twitter Submit "Memorias de Tanzania - IV: Tribus, los Datoga y los Masai" to Pinterest

Categories
Otros

Comentarios

  1. Avatar de MUDITO
    Muy interesante Juan.

    Muchas gracias por toda la información.

    Un abrazo.
  2. Avatar de lorenia12
    Gracias por las fotos y tu inmejorable resumen, saludos